28 jun. 2011

Una mirada que aloja
Arianne Sodero Calvet* 


Mi acercamiento a los talleres en dos tiempos. Primero por Roxana Troisi, que dictaba sus cursos de  fotografía inicial en el Estudio. Después, cuando los cursos finalizaron, pasaron algunos meses hasta que respondí a una invitación a participar del espacio de Clínica de Obra.
Actualmente, el taller del jueves, es un espacio de trabajo individual y de trabajo compartido. Individual en tanto a que la fotografía es una actividad solitaria (hasta que se inventen cámaras con dos visores, o dos diafragmas si no existen ya!!!), y a que la intensión de mirar es propia. Y compartido porque es el otro quien significa lo mirado y participa necesaria y activamente en la construcción de la obra.
Pero luego, surgió un plus. Quizás lo pueda definir como una alquimia especial en los que asisten al taller. Creo que a todos nos liga el placer por lo que hacemos y podemos disfrutar de todo lo que acompaña a la fotografía. La música, el humor, la comida, las rutas. Compartir esto rebota directamente en el trabajo fotográfico, porque la mirada del otro se torna amable y habilita a que cualquier pregunta, duda, inquietud, pueda ponerse sobre la mesa sin prejuicios ni presiones absurdas. Si, definitivamente creo que la mirada del “otro de los jueves” es una mirada que aloja. Han pasado muchos alumnos desde que participo del taller; curiosamente y por fortuna, el espíritu de intercambio siempre estuvo en el centro de la escena juevística. 
Mi relación actual con la fotografía es una relación que dejó entre paréntesis la preocupación por los conocimientos técnicos específicos. Una vez que este factor perdió peso (no todo, claro) me permitió relacionarme con la fotografía desde otro lugar. Tomo la fotografía como una herramienta dentro del campo de las artes visuales, que permite indagar la cuestión de la imagen y así transformar el punto de vista. Me parece que el eje por donde pasa mi interés actual esta ahí: en la transformación del punto de vista. Y esto
trae como consecuencia lógica, la transformación de lo que se mira. Creo que mi interés está en poder decir algo, sostener, dar razones (a veces conscientes, a veces no) del lugar desde dónde elijo enfocar. Esto llevado al día a día se traduce en sacar fotos, de forma casi metódica y sistemática. Sacar fotos, mirarlas, ponerlas en la mesa del taller, escuchar la mirada de los otros, decir, volver a salir, sacar otras fotos y relanzar el juego.-



* Arianne es asistente del taller de los jueves: Clínica y guía espiritual para el fotógrafo contemporáneo :)
+ sobre A: http://lagrietadiafana.blogspot.com/


No hay comentarios: