25 jul. 2011

Poner el foco en un sentido, para encontrar otro

Sobre las fotografías de Lucila Bodelón  
 
por María Lightowler 


Lucila Bodelón presenta estas fotografías, que nunca habían sido expuestas en Buenos Aires, y tampoco en conjunto, bajo una selección planificada.
Sí se habían sucedido algunas apariciones casuales, pero nunca nada que brindara al avezado espectador, una visión panorámica de estos trabajos, que van acompañados por un video, donde se entremezclan las fotografías con filmaciones de su infancia, realizadas en super 8.

Las fotos color, fueron tomadas con una SuperSampler de Lomo -que cabe aclarar para quienes no conocemos los detalles íntimos del mundo fotográfico-, se trata de una cámara con cuatro lentes que obturan en secuencia con las que se consigue en un solo fotograma una mini película en formato acostumbrado de 35mm con dos posibilidades de velocidad.

La elección de esta cámara no es casual, la misma Lucila hace un tiempo comentaba: siempre estuve interesada en la fragmentación, la secuencia y la composición. Interesante dicotomía, si pensamos que la unidad que tienen cada una de las imágenes como conjunto,  tal vez puede ser comprendida tan solo en la segmentación de los cuatro momentos que se presentan.

Esta serie de fotografías tomadas hace unos cinco o seis años, constituyeron para Bodelón un nuevo modo de ver el mundo y de pensarse como artista, y el hecho de presentarlas tiempo después podría funcionar como un próximo viraje en su mirada. Posiblemente algo nuevo se esté gestando. 

Su producción está marcada por el paisaje, al que aplica una mirada simultánea, por un lado siempre parece haber acontecido algo, como si quedara en la imagen un rastro de lo sucedido, y por otro aparece el velo fotográfico que transforma en estática esa situación, como si en realidad nada hubiera pasado.

Sus fotos parecen poner el foco en un sentido, para encontrar otro. Cuál? Eso es algo que la artista deja a nuestro cargo. Ella tan solo nos propone una escena, y el transcurrir de otra que debemos crear con nuestra propia mirada. 


Julio 2011 / María Lightowler 

No hay comentarios: